Home >Blog>Las 5 averías más frecuentes en vídeoporteros.

Las 5 averías más frecuentes en vídeoporteros.

Los vídeoporteros automáticos, te ofrecen la posibilidad de poder tener una comunicación directa con las personas que intenten entrar en tu casa o tu oficina, ofreciendo una imagen de calidad para que se pueda identificar a cualquier visitante. Resulta muy común que estos aparatos, como aparatos eléctricos que son, sufran averías a lo largo de su vida útil y, normalmente, siempre que sucede, lo más recomendable sería llamar a un especialista. Os dejamos aquí las 5 averías más comunes que pueden darse en vídeoporteros y cómo detectarlas para poder resolverlas.

1. El telefonillo no se escucha o no suena.

Frecuentemente puede ser que haya un botón desgastado en el panel del intercomunicador externo o también puede ser cables que no están conectados de forma correcta o simplemente estén desconectados. Es una avería de fácil solución, sería suficiente con cambiar el componente desgastado y revisar las conexiones.

Puede deberse a una avería en el momento de programar el sistema. Sucede a veces que un cable roto o simplemente que esté suelto puede ocasionar estas pequeñas averías.

2. No se puede ver quién está fuera

Otra de los fallos más típicos en los vídeoporteros automáticos son los que corresponden al monitor. Cuando el monitor falla, bien porque vemos imágenes distorsionadas, con interferencias o borrosas, lo primero que debe hacerse es comprobar si la cámara se encuentra bien conectada para que pueda llegar bien la señal que emite.

averías videoportero automático

3. No se puede oír a quién está fuera.

Si la imagen se recibe bien y tan solo es cuestión de sonido, el problema sería el auricular interno el que ya no funciona como es debido.

4. La persona que está fuera no recibe imagen o sonido.

En principio debe ser por las mismas causas que en el otro lado, y se resolvería de la misma manera. En cualquier caso, para establecer un diagnóstico claro:

  • En primer lugar habrá comprobar si el fallo es de audio y vídeo o solo de uno de ellos.
  • Confirmar si el problema es solo de un único vecino o es común a todas las puertas. De ese manera sabremos si la avería se centra en la unidad de la puerta principal o en la de la casa en cuestión.

5. Fallos en la puerta.

Avería muy importante porque es la que impide que se cumpla la funcionalidad  básica del vídeo-portero que es abrir la puerta. Cuando al pulsar el botón de apertura la puerta no se  abre el fallo será casi siempre porque los  cables de transmisión y apertura del telefonillo, o no están bien conectados, o tienen algún tipo de rotura.

Independientemente de que contactes con un especialista para poder solucionar estas averías, no está de más que puedas conocer cómo detectar los problemas más comunes que pueden darse en tu vídeoporterto.