Home >Blog>Instalaciones de puntos de recarga de coche eléctrico en garajes comunitarios.

Instalaciones de puntos de recarga de coche eléctrico en garajes comunitarios.

La red de puntos de recarga para coches eléctricos sigue creciendo (poco a poco) en España  según un reciente estudio de Iberdrola se ha volcado en su App de Recarga Pública más de 3.600 cargadores en vía pública para vehículos eléctricos en 1.200 ubicaciones del país.

En este estudio no se han incluido los puntos de recarga de uso privado, ni los individuales ni los de comunidades de vecinos.

Mucho margen de crecimiento

Según el indicador global de Electromovilidad del Barómetro ANFAC, que mide tanto la penetración del vehículo eléctrico como el desarrollo de las infraestructuras, señala que España está a la cola de Europa en la movilidad eléctrica, solo por delante de Italia, ya que se colocaría en un nivel 15 frente al 100 que supondría el cumplimiento total de los mínimos previstos por Europa.

Esto en sí no es una buena noticia pero si un augurio de que nos encontramos en un mercado en expansión en el que hay que volcar recursos y tiempo para abordar el crecimiento esperado.

En cuanto a las  instalaciones en garajes comunitarios presentan una serie de particularidades, a grandes rasgos, existen dos opciones:

Garajes asociados a viviendas

Básicamente, además de las formas de instalación que se detallan para los garajes independientes, también cabe la posibilidad de realizar derivaciones individuales desde los propios contadores de las viviendas hasta las plazas de aparcamiento, siempre y cuando no incumplan el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) para evitar posibles reclamaciones de subsanación de defectos en futuras inspecciones del garaje.

El incremento en la demanda por parte de los usuarios, podría motivar que la acometida existente sea insuficiente con lo que se precise, a medida que vayan aumentando los puntos de recarga podría necesitarse un aumento de sección de la acometida (LGA) del edificio con las consiguientes obras.

punto recarga vehículo eléctrico

Garajes independientes

Existen dos posibles formas de abordar la instalación:

1. Realizar una preinstalación desde el cuadro eléctrico  a lo largo de todo el garaje con sección suficiente para que posteriormente todo el que lo desee pueda engancharse a esa línea, instalando en su plaza el punto de recarga junto a un contador. Este punto de recarga deberá ser periódicamente leído para generar los recibos y pasarlos al cobro.

Con el aumento de la demanda derivado de un mayor número de usuarios, puede darse el caso de que la acometida existente sea insuficiente y salten los fusibles

2. Realizar, por parte de cada propietario interesado, una instalación individual desde el cuadro eléctrico del garaje hasta su plaza con un cableado de sección apropiada para un solo punto de recarga y la instalación de contador, y así sucesivamente para el resto de interesados.

Inconveniente: Según se vayan realizando nuevas instalaciones, lógicamente, aumentará el cableado que discurre por el garaje, por lo que debería ser obligatorio ( o al menos altamente recomendable)  que al llegar a un número de derivaciones individuales se sustituyan por una comunitaria de mayor sección para que el resto de los propietarios pueda engancharse a posteriori.

Hay que tener en cuenta que en ambas alternativas se estaría realizando o ampliando una nueva instalación eléctrica, por lo que siempre deberá cumplir con lo establecido en el REBT, sin olvidar que en el caso de preinstalación comunitaria, los organismos de control autorizado están pidiendo en las inspecciones los  boletines eléctricos de la instalación, mientras que no es así en los demás casos, al menos por el momento. Aunque, sería aconsejable que dicho boletín se redactara en todos los caso, en previsión de que pudieran pedirse tiempo después.

El futuro

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), cifra en 2,8 millones de puntos de carga los necesarios para 2030, una cantidad que supone multiplicar por 15 los actualmente instalados en toda la Unión Europea. ¡Todo un reto para los que nos adentramos en este servicio!