Home >Blog>Energía fotovoltaica, una buena opción para la industria

Energía fotovoltaica, una buena opción para la industria

La energía fotovoltaica es una vía de ahorro y  de mejora de la eficiencia para cualquier empresa, pero especialmente en la industria. Una planta industrial presenta gastos de energía muy elevados , la maquinaria requiere de gran cantidad de suministro eléctrico, sobre todo en los casos en los que está 24 horas al día . Por esta razón, de forma especial en el sector industrial, una instalación fotovoltaica supone muchas ventajas, tanto de ahorro en la factura de la luz como de disminución del impacto medioambiental.

Contexto actual sector energía fotovoltaica

En los dos últimos años ha habido un punto de inflexión en el sector fotovoltaico en España. La aprobación del RD 244/2019, que regula el autoconsumo y supuso la simplificación administrativa y eliminación de trabas, ha sido un revulsivo para el sector. El autoconsumo es ya una realidad  y la demanda, tanto entre empresas como en particulares, ha tenido un crecimiento exponencial. La  industria no debe permanecer ajena a este nuevo escenario.

Hoy en día la inversión en fotovoltaica es ya una necesidad para las empresas que buscan reducir su coste energético y su huella medioambiental. El autoconsumo se ha convertido en una atractiva inversión para todo tipo de empresas, independientemente del tamaño o actividad de negocio, por las numerosas ventajas que presenta.

paneles solares

Beneficios de la energía solar fotovoltaica para la industria

  • Inagotable y limpia…¡y gratuita!: Hablamos de una fuente de energía que no contamina,  gratuita y abundante, el sol sale todos los días y en España más que en ninguna parte de Europa. La rentabilidad de una instalación solar, una vez hecha la inversión inicial, crece, por lo tanto, de forma significativa con el paso del tiempo. Esta ventaja ya de por si, debe ría ser suficiente para que cualquier industria se planteará una instalación solar.
  • No interrumpe el proceso productivo: Las instalaciones solares solo necesitan espacio para su implementación. la producción no se interrumpe para su instalación y puesta en marcha. Comenzar a generar energía limpia es compatible con la rutina productiva de cualquier industria. Además, se trata de instalaciones con una gran flexibilidad que pueden combinarse y adaptarse de múltiples maneras a los sistemas de generación existentes sin interferir ni perturbar la producción energética habitual.
  • Implica una disminución notable de emisiones de CO: El uso de la energía solar contribuye en gran medida a disminuir el índice de emisiones de CO2. Además, no es causante de emisión de humos ni olores como sí sucede con otros combustibles. Punto extra: Incorporar una instalación solar a una red de climatización ya existente conllevará una mejora notable de la calificación energética del edificio abastecido.
  • Muy rentable: La instalación en una industria de de placas solares es una inversión muy rentable ya a a corto plazo. Hablamos de un ahorro de hasta un 40% en la factura de la luz y con crecimiento exponencial con el paso de los años.

El futuro de la industria pasa por la transición a las energías renovables, ya que permitirá a productores industriales beneficiarse de la energía solar, algo que está ya al alcance de todos.