Home >Blog>Domótica en casa: Tipos de sistemas domóticos para viviendas.

Domótica en casa: Tipos de sistemas domóticos para viviendas.

Un hogar inteligente, con domótica se diferencia de otros en que incorpora dispositivos, equipamiento y tecnologías que son gestionados, controlados y programados a distancia. Las ventajas de la domótica en  tu vivienda se centran básicamente en una mayor comodidad, seguridad reforzada y eficiencia energética.

La domótica para viviendas contribuye al ahorro del consumo energético, además de beneficiarte económicamente, también puedes ser más respetuoso con el medio ambiente.

Qué podemos controlar en casa mediante la domótica.

  • Control remoto de persianas y ventanas.
  • Control remoto de calentamiento del agua.
  • Control del consumo de energía.
  • Automatización de la iluminación.
  • Control de calefacción y ventilación eléctrica.
  • Automatización del riego.
  • Medición y control de la temperatura de la piscina y el spa.
  • Encendido y apagado de forma remota todos los dispositivos electrónicos.
  • Revisión, cierre, apertura y cierre de la puerta frontal, trasera y de garaje de forma remota.
  • Notificaciones en el teléfono cuando ocurre un evento (se dispara la alarma, se abre la puerta, se llega al umbral de consumo, etc.).

Tipos de sistemas domóticos para viviendas.

1.Cableados.

1.1 Cable Bus.

El sistema de cable Bus o cable exclusivo es fundamentalmente seguro, rápido y eficaz,  la señal se transmite limpia de interferencias, ya que cada sistema recibe la orden a través de un cable exclusivo de información, y no las funciones no son compartidas.

El cable bus está especialmente recomendado para sistemas domóticos más complejos que precisen una gran cantidad de información.

La mayor desventaja que presenta este sistemas domótico es que su instalación requiere de más trabajo sobre todo en cuanto a uso de cableado. Por lo tanto,  suele ser más caro ya que  será necesaria una obra en la vivienda que, en ocasiones, puede ser considerable.

1.2 Cable compartido.

El cable compartido conocido también como powerline, es un sistema domótico en el que se usa el cable de alimentación eléctrica normal, para hacer el envío de la señal de control.

Este sistema es quizás, el menos recomendable, ya que al ser el cable compartido, la señal puede llegar a ser muy inestable y, consiguientemente, podría verse afectado el funcionamiento adecuado de los aparatos domotizados. Solo sería recomendable  cuando se tratara de servicios prescindibles o poco críticos, o que no precisen de la transmisión de un gran volumen de información.

sistema de domótica

2.Inalámbricos.

Los sistemas domóticos inalámbricos no requieren de  obra, ni una instalación laboriosa o compleja, son rápidos y fáciles de usar en muy poco tiempo y casi en cualquier lugar. Por el contrario, como cualquier dispositivo inalámbrico serán más sensibles a interferencias u otros problemas, que los sistemas cableados por Bus.

Con este tipo de sistemas domóticos para viviendas es posible  tener acceso al control de las distintas funciones de tu hogar desde cualquier parte, incluso si te encuentras fuera de casa.

En otro orden de cosas, podemos decir que la situación en la domótica ha cambiado mucho en los últimos años: Hasta hace bien poco los sistemas de conectividad y domótica para hogar estaban solo al alcance de unos pocos privilegiados con los recursos suficientes como para instalar los diferentes sensores y equipos necesarios para el funcionamiento de aplicaciones básicas con interfaces con difícil usabilidad y , a veces, complejas de utilizar.

En los últimos años se han asentado  plataformas o ecosistemas en los que habitan los distintos sensores y elementos domóticos. Estos ecosistemas; Alexa, Google Assistant o Apple HomeKit han acercado la domótica a multitud de hogares y los trataremos en un post más adelante.