Home >Blog>Averías eléctricas más comunes en comunidades de vecinos.

Averías eléctricas más comunes en comunidades de vecinos.

Una comunidad de vecinos es un espacio donde confluyen, según el tipo de comunidad, edificios, garajes, zonas comunes, incluso instalaciones deportivas/recreativas. Desde un edifico básico sin garaje, hasta otros con piscina y zonas comunes con jardín son espacios con instalaciones eléctricas que aún siguiendo un mantenimiento adecuado son susceptibles de sufrir averías. Te resumimos aquí los casos más comunes.

1.Averías en instalaciones eléctricas.

Sobrecarga

Las instalaciones eléctricas están diseñadas para soportar una carga máxima determinada, por lo que a medida que se añaden cargas de energía no prevista, el consumo de la corriente eléctrica aumenta . Cuando esto sucede es habitual que se disparen las protecciones, que no es otra cosa que el aviso de seguridad que nos permite evitar riesgos más graves. La recomendación habitual es  desconectar o apagar alguno de los aparatos que estaban conectados cuando saltaron las protecciones.

Cortocircuito

Un cortocircuito se origina cuando el contacto entre dos conductores de distinta polaridad provoca una bajada de la resistencia a cero, lo que provoca un aumento repentino de la intensidad de la corriente. Al interrumpirse la electricidad el aislante del cableado se derrite debido a las altas temperaturas. El riesgo aquí reside en que se produzca un incendio o una descarga eléctrica, por lo que en estos casos habrá que desconectar los PIAs (interruptores automáticos que se encuentran en el cuadro eléctrico) y contactar con un profesional a la mayor brevedad.

Pérdida de aislamiento.

Si no existe un mantenimiento adecuado los materiales aislantes de corriente de la instalación eléctrica pueden estar deteriorados, lo que provocará que la corriente se salga de su camino habitual. En previsión de esto,  durante la instalación de los sistemas eléctricos, se incluye una toma a tierra para evitar que las descargas puedan afectar a las personas. En cualquier caso, para evitar esta avería lo que debemos es realizar revisiones periódicas de mantenimiento.

avería instalación eléctrica

2. Averías en vídeoporteros.

Resulta muy común que estos aparatos, como aparatos eléctricos que son, sufran averías a lo largo de su vida útil y, normalmente, siempre que sucede, lo más recomendable sería llamar a un especialista. Los imprevistos que pueden suceder son muy variados:

  • El telefonillo no se escucha o no suena.
  • No se puede ver quien está fuera.
  • No se puede oír quien esta fuera.
  • La persona que está fuera no recibe imagen y sonido.
  • La puerta no abre.

En este post sobre averías en vídeoporteros explicamos con detalle cada uno de estos casos.

3. Averías en la puerta del garaje.

A nivel averías, en la zona de garajes las más frecuentes, aparte de inundaciones por rotura de desagües, son los problemas con puertas eléctricas.

La mayoría de las averías puertas automáticas se producen por un deficiente mantenimiento y por el deterioro de los materiales por el paso del tiempo. Hay que saber además, que todas las comunidades de propietarios con un garaje están obligados a hacer este mantenimiento. 

Estas son las averías más frecuentes en la puertas:

  • La puertas automática no abren: Suele ser debido a un fallo en el mando al accionar o un error en el dispositivo receptor de la señal. Una vez constatado que la batería del mando funciona, deberá ser revisado por un experto.
  • La puertas no abren o no cierra. Aquí el fallo del funcionamiento puede ser debido de un problema con el mando o el dispositivo receptor  o por un fallo en el mecanismo que desplaza la puerta. Es importante que no se intente forzar la puerta accionándola de forma manual, pues podría agravar el problema.

4. Averías en ascensores.

Los ascensores requieren de una inspección mensual de carácter preventivo pero es uno de los elementos más utilizados en una comunidad y, como tal, de los más susceptibles de averiarse. No solo por su uso, sino también por un posible corte de luz. En cualquier caso, para las  averías de los ascensores hay que dirigirse a la empresa fabricante para subsanar cualquier avería.